Tarsis.net — Agencia Web y Marketing Digital — Tel: (+34) 911 413 259 EN

Tarsis.net - Consultoría y Agencia Internet para empresas
Tarsis.net › Agencia Web y Marketing Digital

Entradas etiquetadas ‘web’

Cómo estructurar un sitio web con WordPress

Tarsis.net

WordPress es un popular gestor de contenidos que permite disponer de un blog de forma casi inmediata. Sin embargo, sus características, su potencia y sus posibilidades de personalización nos permiten usarlo como base para casi cualquier tipo de sitio web. Siempre y cuando lo estructuremos de forma correcta y pensando en nuestros usuarios.

Foto de Andrew Neel en Unsplash

Una de las primeras tareas a las que se enfrenta el administrador de un sitio web en WordPress es pensar en cómo organizar el contenido.

La empresa que elige WordPress como gestor de contenidos (CMS o Content Management System) para su web corporativa lo hace por varias razones, siendo las más comunes de ellas las siguientes:

  • Es fácil de usar, no necesita conocimientos técnicos y, una vez instalado y bien configurado por un profesional, se puede usar durante mucho tiempo sin que surjan importantes problemas siempre y cuando se mantenga actualizada la aplicación y sus plugins.
  • El usuario, por lo tanto, no depende de una agencia para hacer cualquier cambio cotidiano en los contenidos: añadir contenido, editar el existente, etc.
  • Permite tener un sitio web funcionando en relativamente poco tiempo, salvo que la puesta en marcha implique el diseño desde cero de temas o plantillas.
  • Posibilita el que se combinen un sitio web de contenido imperecedero con la gestión de un blog empresarial.

Este último punto es el que nos interesa ahora, puesto que la estructura del contenido dependerá del uso que le demos al CMS: web, blog o ambas cosas.

Tengo un blog

Profesionales y pequeñas empresas que deseen tener una presencia web que les permita posicionarse como expertos en su materia pueden querer usar un WordPress en su función original de blog: artículos que se publican periódicamente como si de un diario se tratara.

Son lo que en el vocabulario de WordPress se denominan “entradas”, y a las que también se le llaman artículos o posts. Normalmente llevan un sello de tiempo (la fecha del día en que se publicaron) y, en la configuración más habitual del CMS, aparecerán automáticamente listados en la página principal a medida que se van publicando.

Pero aunque sea el blog la función principal del sitio web, es inevitable tener otro tipo de contenidos que no son en sí artículos relacionados con el tema principal de la web. Para cada profesional o empresa pueden ser distintas, pero casi siempre se repiten las mismas páginas básicas:

  • quiénes somos
  • información legal y/o términos de uso
  • formulario de contacto

El tipo de contenido de estas páginas en el vocabulario de WordPress no es “entrada”, sino (¡sorpresa!) “página”.

La forma de estructurar el contenido en un WordPress así usado es fácil: basta con elegir un formato de enlace permanente para las entradas (posts o artículos), que puede incluir o no la fecha, y establecer un menú o pie de página con las pocas páginas fijas que haya en la web.

Además podemos establecer una taxonomía de las entradas a base de categorías y etiquetas, pero eso no es objeto de este artículo.

Tengo una web

Si en lugar de tener un blog donde publicar periódicamente artículos lo que queremos es tener una web de empresa con páginas fijas distribuidas en secciones, también es posible con WordPress. Podemos usarla para mostrar la información sobre la empresa, qué ofrecemos y un catálogo de productos o servicios.

En este caso, todo el contenido de la web está hecho a base de “páginas” y no habrá por tanto publicaciones tipo “entrada”.

Como las páginas serán el grueso del contenido y no sería útil darles a todas la misma importancia, debemos dedicarle una especial atención a la estructura de la web.

WordPress permite ordenar las páginas siguiendo una estructura de árbol, de manera que una página puede depender de otra que es su superior.

Veamos un ejemplo. Supongamos que mi empresa fabrica material de papelería, así que mi catálogo podría tener este aspecto (en este artículo no vamos a cubrir venta online, únicamente a mostrar características de productos para el ejemplo que nos ocupa):

  • Material de escritura
    • Útiles de escritura
      • Bolígrafos
    • Cuadernos
      • DINA4
  • Material de oficina
    • Consumibles
      • Clips
    • Utensilios
      • Grapadoras

Puedo crear las dos páginas superiores (“Material de escritura” y “Material de oficina”) y luego hacer depender las páginas de segundo nivel de cada una de ellas. Las de segundo nivel serían a su vez la página superior de cada una de las de tercer nivel, y así sucesivamente para todos los niveles de catálogo que tuviéramos.

Las páginas que tuvieran otras por debajo podrían además ser dinámicas, de manera que automáticamente listaran las páginas que dependen de ellas. Eso se puede hacer mediante programación de una plantilla adecuada.

Llegado a este punto, podrían surgirme algunas preguntas:

  • Las dos categorías superiores, ¿deberían además depender de una página superior a ellas que fuera la cabecera del catálogo de productos o servicios? Seguramente sí, porque inevitablemente en la web tendremos otras páginas (información legal, formulario de contacto, quiénes somos…) que están fuera del catálogo. Así podría crear una página principal para la oferta de mi empresa aparte de otras páginas necesarias en la web.
  • ¿Son estas categorías las que van a usar los visitantes a mi web? En este caso parecería que sí: si un señor busca una grapadora, quiere llegar a una página donde le muestre grapadoras. Pero para muchos administradores es fácil perderse en la propia nomenclatura interna de la empresa y no ponerse en el lugar de un visitante cualquiera. En ocasiones encontramos webs con los productos categorizados por su nombre comercial en lugar de por su nombre genérico, y así no hay forma de encontrar lo que se va buscando. El que quiere comprar un taladro busca poder elegir entre “taladro eléctrico”, “taladro hidráulico” o “taladro neumático”, pero no entre “Serie AxtraMax”, “Serie AxtraPlus” y “Serie AxtraPro”. ¿Qué sabe él qué es cada cosa, y por qué tendría que saberlo?
  • ¿Cómo organizar visualmente esta información? Al haber creado una página principal de producto, puedo elaborar con esta información un menú que constituya la navegación principal del sitio web. Las otras páginas de contacto, legal, etc. podrían estar enlazadas desde una zona secundaria, como el pie de página.

Como vemos, la forma en que queremos organizar la información en la web es algo prioritario en la creación de la misma. Ahora estamos hablando de WordPress, pero esta fase es necesaria para cualquier sitio web que queramos crear. Nuestros clientes agradecen que le dediquemos tiempo a este punto y nos sentemos, aunque sea virtualmente, con ellos para estructurar correctamente sus contenidos. Merece la pena dedicarle atención, dedicación e imaginación.

Si no lo hacemos, y si ignoramos la mentalidad de los usuarios de la web, tendremos una penalización directa en forma de abandono. El visitante no tiene tiempo que perder, y si le hacemos perder el tiempo, abandonará y se irá a la web de la competencia. En la era del “a un clic” no se puede estar tratando de adivinar cuál es la organización de un sitio web; ésta debe ser evidente y accesible.

El nombre que le demos a nuestras páginas (tanto el título como la dirección web) además nos ayudará, si lo elegimos bien, a posicionarnos en los buscadores por nuestros productos o servicios. Ésa es otra razón de peso para categorizar las páginas de forma genérica y no por nombres comerciales.

Lo tengo todo

Si hemos dedicado el esfuerzo que se merece a la estructura del sitio web de la que hablábamos anteriormente, añadirle, ahora o en el futuro, un blog a nuestro WordPress es fácil.

Como todo el contenido del sitio web está jerarquizado, basta con configurar una dirección dentro de nuestro dominio o en un subdominio para poder acceder desde ella a los artículos (“entradas”) publicados en el blog.

En definitiva…

Crear la estructura de un sitio web es ponerse en los zapatos del visitante anónimo, y pensar en sus términos y no en los de nuestra empresa.

La forma en que estructuremos el contenido de nuestro sitio web nos ayudará a sacarle todo el partido posible a nuestro WordPress, a posicionar mejor en los buscadores, a mantener la web actualizada con más facilidad y, lo que es más importante, a que nuestros visitantes encuentren lo que buscan… y nos lo compren a nosotros y no a la competencia.

Podemos ayudarle. Si su empresa necesita crear un sitio web, contacte con nosotros y estudiaremos su caso, sin compromiso.

Publicado en: Empresa Web

Etiquetas:

Drupal como plataforma para desarrollar intranets y extranets corporativas

Tarsis.net

A diferencia de un sitio web corporativo, que busca solucionar necesidades de comunicación y ventas, una intranet es un sitio web de naturaleza utilitaria, en el que las interacciones se llevan a cabo principalmente a la sombra de los procesos internos de una organización.

Foto de William Iven en Unsplash

Una intranet es un sistema on-line privado — normalmente una web — en el que concurren los usuarios pertenecientes a una misma organización para compartir de forma reservada y segura información, documentos, formación o comunicación. Puesto que una organización suele tener también contacto con diferentes propósitos con otras organizaciones externas, el concepto puede ampliarse a que los usuarios externos puedan también participar del sistema, en cuyo caso nos encontramos en el caso de una extranet.

No se trata de opciones excluyentes, porque los sistemas que proporcionan este tipo de servicios son capaces de albergar a todo tipo de usuarios con su correspondiente control de accesos, para que cada cual pueda acceder únicamente a lo que le corresponde, así que muchas veces una intranet evoluciona de forma natural hacia intranet/extranet. En este artículo utilizaremos el término intranet por simplicidad, aunque en realidad nos referiremos a ambos conceptos.

En Tarsis.net llevamos diez años creando, securizando, desarrollando y manteniendo intranets corporativas. Quisiéramos compartir esa experiencia explicando cuáles son sus ventajas y por qué hemos optado por Drupal como plataforma para el desarrollo de las intranets de nuestros clientes.

¿Para qué necesita una empresa una intranet?

A lo largo de los años hemos visto evolucionar intranets desde meros sitios web privados de comunicación hacia el canal a sistemas que operan en todos los niveles de la organización y que incluyen parte sustancial de los procesos de venta, comunicación interna o soporte de segundo nivel.

¿Qué ventajas para la organización se derivan de disponer de su propia intranet?:

  • Entorno personalizado y  privado de colaboración, con contenidos, comunicación y procesos compartidos y normalizados. Nada que ver con el uso de servicios públicos que proporcionan servicios fragmentarios de manera informal.
  • Control sobre el entorno, sus funcionalidades y la granularidad con que se otorgan permisos a los diferentes tipos de usuarios.
  • Dotación de herramientas de colaboración comunes, tales como calendarios, listas de tareas, grupos de discusión, repositorios de ficheros o mensajería.
  • Existencia de un repositorio de conocimiento, abierto a los empleados de la compañía para su consulta y contribución. Estos repositorios facilitan el trabajo de los empleados existentes, evitan en cierta medida los vacíos de conocimiento cuando un empleado abandona la firma y sirve a los empleados noveles para familiarizarse más rápidamente con el entorno y los procedimientos de trabajo.
  • En algunos casos puede servir para que departamentos de Recursos Humanos puedan publicar plazas vacantes a cubrir a las que puedan aspirar empleados actuales o bien servir para que los empleados pongan en contacto a candidatos externos con la empresa.
  • Como soporte para programas de formación internos o de canal. Las intranets pueden albergar sistemas de elearning que abaraten la prestación de servicios de formación para campos de ventas, técnicos, de soporte o de cualquier otro tipo.
  • Un canal externo permanente para la comunicación con otras empresas con las que trabajamos, ya sean estas clientes, canal de distribución, proveedores u otros.
  • Un canal interno permanente en el que los empleados de la empresa pueden adquirir información, contar a los demás sobre su trabajo o debatir en grupos cerrados o abiertos sobre su actividad.
  • Una significativa reducción de costes y normalización de procesos en todos los puntos anteriores.

Pero no de cualquier manera

Es un hecho estadístico que este tipo de sistemas, pensados de arriba a abajo, tienen considerables dificultades en su implantación, y que su ratio de fracaso es alarmante — notoriamente en el caso de los sistemas CRM — . En el caso de las intranets, y en base a nuestra experiencia, podemos decir que hay cuatro características que debe cumplir para conseguir que su implantación en una organización sea un éxito: Debe ser útil, segura, estable y adaptable.

Si está usted pensando que nos hemos olvidado del coste, pues no lo hemos hecho. Una organización que cuente con los servicios que hemos descrito, o que aspire a disponer de ellos, tendrá en su intranet una fuente permanente de ahorro de costes debido a la concentración de los recursos. Eso por no hablar de los costes que se derivan de una gestión insegura (¿usa usted servicios internet públicos?) de la información. Y esos costes no son sólo en dinero, sino indefectiblemente en reputación.

¿Por qué Drupal?

Aún hoy en día vivimos en un tiempo de inflación de gestores de contenido (CMS). Podría pensarse que, pasados los primeros años de explosión de estos sistemas, el panorama se habría aclarado y quedarían dos o tres, con una cierta especialización, y que los demás habrían pasado al olvido.

No es así de ninguna manera. Si bien es cierto que WordPress es un actor dominante en la oferta de CMS, no es menos cierto que, salvo algunas extensiones especializadas para medios de comunicación on-line, sus características le hacen más indicado para sitio web vistosos, usables y ágiles, pero de escasa complejidad conceptual.

Existe un enorme número de otros sistemas de publicación de contenidos con diferentes filosofías (Typo3, eZ Publish, Joomla, Django, Liferay) y su número crece cada día que pasa. En años recientes se ha hecho notar una tendencia hacia la creación de herramientas que propenden a la extrema simplificación, por ejemplo generadores de sitios web estáticos.

Drupal sin embargo es un sistema de publicación de contenidos más abstracto en su concepción, pero con muchas más posibilidades de crecimiento en entornos que demandan precisamente gestionar la complejidad propia de una organización. En cualquier empresa hay que poder gestionar, con carácter general, individuos (usuarios), departamentos (grupos), categorías (roles) y diferentes niveles de acceso (permisos), aparte de otros aspectos dependientes de cada organización particular.

Por eso Drupal es mucho más indicado que otras herramientas de software para el desarrollo de una intranet corporativa:

  • El núcleo de Drupal provee la infraestructura básica necesaria para un entorno corporativo privado, seguro y los elementos básicos de su administración.
  • Provee también de todo lo necesario para la gestión de contenidos de la parte pública y privada, incluyendo la capacidad de personalizar el interfaz de usuario con el diseño que se requiera.
  • Otros servicios básicos para una intranet o extranet son provistos por módulos (plug-ins).
  • El sistema permite definir de forma flexible y precisa el control de accesos (usuario o rol), es decir, quién puede acceder a qué parte de los contenidos y las aplicaciones y qué permisos tiene sobre ellos.
  • Existe incluso la posibilidad de crear una capa de administración externa (“desacoplada”) que facilite tareas de administración o informes personalizados, propias de cada caso.
  • Una infinidad de módulos de terceras partes pueden proporcionar otros elementos sociales, de comunicación o de utilidad necesarios para adaptarse a las necesidades concretas de esa organización.
  • Drupal permite además embeber aplicaciones particulares, creadas al efecto, dentro del entorno público y/o privado.
  • Drupal es una solución de código abierto, lo cual tiene una miríada de ventajas sobre el software propietario, que van mucho más allá de no tener que pagar un coste de adquisición y/o una licencia anual. Estas ventajas se extienden desde la seguridad hasta la independencia a la hora de hacer que el software que necesita tu negocio funcione como tú quieras que funcione, no como otros lo hayan pensado por ti.
  • Drupal tiene una larga experiencia en la creación de sitios web complejos y sofisticados, que van más allá de meros escaparates, sitios web sencillos o blogs. Tiene además una enorme comunidad de contribuyentes que mejoran su código y amplían sus capacidades de forma permanente. Por si esto fuera poco, no le faltan usuarios de referencia, tales como la Casa Blanca, el 10 de Downing Street, el Gobierno de Francia, la BBC, la Universidad de Stanford o la Universidad de Oxford. No se puede decir que sean sitios que no requieran sofisticación, seguridad y gestión de la complejidad.

 

Podemos ayudarle. Tarsis.net es organización miembro de la Drupal Association. Si su empresa puede beneficiarse con la creación de una intranet/extranet corporativa, contacte con nosotros y estudiaremos su caso, sin compromiso.

Publicado en: Empresa Tecnología Web

Etiquetas:

Posicionamiento en buscadores (SEO) en 2017

Tarsis.net

Los cambios introducidos en los algoritmos de Google para mejorar continuamente los resultados de búsqueda hacen del posicionamiento en buscadores un panorama siempre cambiante. Además, con el advenimiento de las redes sociales, muchas personas se han preguntado si el SEO sigue siendo relevante. ¿Cómo debe una pyme desenvolverse en este teatro de operaciones?

Posicionamiento en buscadores (SEO)

En una entrada anterior explicábamos y relacionábamos las actualizaciones en el algoritmo de Google, y los diferentes aspectos que el buscador persigue para poder seguir ofreciendo resultados relevantes en las búsquedas que hacemos. Un solo vistazo nos servirá para darnos cuenta de que los parámetros que sirven para puntuar una página respecto a unos determinados términos de búsqueda son muchos (alrededor de 200) y además crecientes y variables en el tiempo.

El negocio de un buscador es vender publicidad, lo cual sólo tiene sentido si es capaz de ofrecer buenos resultados como respuesta a una petición del usuario. En el momento en que esos resultados dejen de ser relevantes, los usuarios dejan de usar ese motor de búsqueda y se esfuma el negocio — no pequeño — del buscador. Por su lado los encargados del SEO de un sitio web intentan — tradicionalmente con bastante falta de atención a las buenas prácticas — obtener los primeros puestos en la página de resultados. Estos dos intereses en conflicto han dado como resultado una carrera permanente entre las dos partes en la que Google ha ido refinando más y más sus criterios para evitar que se deslicen en su índice resultados de poca calidad. Su negocio depende de ello.

A resultas de esto se han ido sucediendo las modificaciones de sus algoritmos que producen periódicamente tsunamis en el posicionamiento de las páginas y esfuerzos renovados por parte de los encargados de SEO para recuperar el posicionamiento perdido.

Entretanto las redes sociales han hecho su aparición y absorbido una parte relevante de las relaciones entre personas y de las personas con las marcas. ¿Qué impacto tiene este estado de cosas en la estrategia Internet de una pequeña o mediana empresa? ¿Sigue siendo interesante invertir en posicionamiento en buscadores o hay que abandonarlo en favor de las redes sociales?

¿Quiere mejorar su posicionamiento en buscadores? Contacte con nosotros

Posicionamiento en buscadores (SEO) frente a redes sociales (RRSS)

Hemos recurrido a dos fuentes solventes para adquirir información que nos ayude a determinar si tenemos que seguir trabajando en nuestro SEO o dedicar nuestros mejores esfuerzos a las redes sociales: Pew Internet Search Engine Use 2012 y AIMC Navegantes en la Red 2016.

Lo que empezamos buscando es cuántos usuarios utilizan los buscadores frente a los que utilizan redes sociales. Los datos extraídos de ambos estudios son como sigue:

Uso frecuente de buscadores y redes sociales
En porcentaje sobre el total de usuarios de Internet
Redes sociales (*) 88%
Buscadores 91%

 

Fuentes: Pew Internet Search Engine Use 2012 y AIMC Navegantes en la Red 2016

(*) En el dato se agregan como usuarios frecuentes tanto los que utilizan las redes sociales diariamente como los que las utilizaron en la última semana.

La primera impresión de las cifras es que ambos canales pueden ser equiparables, pero se trata sólo de cifras brutas, en las que no se ha hecho ningún tipo de filtrado que pueda arrojar conclusiones útiles a una empresa. Por ejemplo, las cifras incluyen todo tipo de usuarios y todo tipo de usos, pero nosotros estamos interesados en qué repercusión tienen los usuarios en busca de bienes o servicios para las pymes, así que el tipo de usuario y la finalidad del acceso son capitales para poder analizar el caso más profundamente.

El uso principal que los usuarios dan a las redes sociales son las relaciones interpersonales y la búsqueda de noticias. Si en el estudio de la AIMC nos fijamos en qué canales son consultados por los usuarios para afinar su decisión antes de la compra de un producto o servicio, veremos que sólo el 19,8% utiliza las redes sociales para informarse previamente a la compra, mientras que el 57,5% utiliza la web de la marca y el 56,7% utiliza blogs y foros (los porcentajes exceden el 100% porque muchos usuarios utilizan más de un canal para informarse).

Tanto para llegar a la web de la marca como para localizar opiniones en blogs y foros lo más probable es que el usuario haya tenido que pasar antes por un buscador. Un porcentaje que además puede variar aún más en favor de los buscadores si su negocio es B2B, dado que las redes sociales están mejor orientadas hacia B2C o incluso C2C; y lo mismo ocurre si el tipo de compra es local, dado que la mayoría de los usuarios recurren a buscadores para encontrar un proveedor presencial en sus cercanías.

Por lo tanto nuestra conclusión es que sería muy arriesgado abandonar el SEO, so pena de cuasi desaparecer del panorama comercial, y que tenemos que poner en él el grueso de nuestras energías aunque, como veremos a continuación, tampoco podemos desentendernos de las redes sociales, porque — sorpresa, sorpresa — también influyen en el SEO.

Veamos a continuación qué técnicas funcionan, después de que las muchas actualizaciones del algoritmo de Google hayan defenestrado tantas malas prácticas a lo largo de los años.

Técnicas que funcionan

Lo primero que es necesario aclarar es que, a medio y largo plazo, sólo las técnicas SEO que se ajusten a buenas prácticas son rentables. Si nos permitimos caer en técnicas tramposas, Google acabará aplicándonos un castigo que puede sacarnos de los resultados del buscador para siempre. Google tiene mucha memoria para recordar qué es lo que hemos hecho a lo largo de los años, además de tener una cuota del mercado de los buscadores en España que supera el 95%.

Si usted busca atajos o encarga su SEO a una agencia con pocos escrúpulos que le promete resultados milagro en tiempo récord, puede sencillamente condenar a su sitio web. El SEO es una carrera de resistencia, no de velocidad, y los administradores web no están en situación de dictar las reglas por las que se rige la carrera.

¿Cuáles son entonces las técnicas que sí podemos utilizar con tranquilidad para hacer subir nuestro posicionamiento en los buscadores? Naturalmente, aquellas que dan valor a los resultados que ofrece el buscador:

  • Contenido relevante y de calidad. Por encima de cualquier otro factor, ser capaces de producir contenidos relevantes y de interés para los usuarios, que además sean bien accesibles y estén correctamente formateados es lo mejor que podemos hacer por nuestro sitio web.
  • Enlaces entrantes relevantes desde sitios con autoridad. Es comprensible que, si alguien considera nuestras páginas lo bastante interesantes como para enlazarlas desde su propio sitio web, los buscadores consideren esto favorablemente, pero atención: los excesos del pasado, las granjas de enlaces y los enlaces comprados han hecho a los buscadores mucho más precavidos respecto a cómo se valoran esos enlaces. Si los enlaces proceden de una fuente sospechosa, nuestro sitio puede verse también penalizado por hacer spam en los resultados de los buscadores. Sólo aquellos referidores con autoridad, que tengan relación con la página enlazada, serán bien vistos por los buscadores.
  • Renovación permanente de los contenidos. En varias ocasiones las actualizaciones de los algoritmos de indexación han ido dirigidos hacia la mejor valoración de aquellos sitios que mantienen una actividad constante de actualización de sus contenidos. Esto es una señal clara de que los buscadores valoran la adición continuada de dichos contenidos.
  • Velocidad de respuesta del sitio web. Puesto que no todo el mundo vive en Silicon Valley o tiene acceso a 4G, y mucha de la navegación se hace actualmente desde dispositivos móviles, los buscadores realizan permanentemente mediciones de las velocidades de carga de las páginas, e incorporan estos resultados en la valoración que hacen de ellas. Es comprensible porque cada segundo extra que tarda una página en cargarse aumenta la tasa de rebote de la misma, perjudicando automáticamente el valor del resultado del buscador que percibe el usuario.
  • Dominio con autoridad. ¿Es nuestro dominio antiguo? ¿Ha estado durante años ofreciendo contenidos relacionados con las palabras clave que el usuario ha introducido en la caja de búsqueda? Los buscadores valoran positivamente esos factores, y desconfían de los dominios nuevos que crecen como la espuma.
  • Manifiesto de páginas a indexar (sitemap). Los buscadores hacen un buen trabajo determinando las páginas que están incluidas dentro de nuestro sitio web, pero los administradores pueden querer que se indexen páginas que no están enlazadas o que la araña del buscador no ha detectado correctamente. Los mapas del sitio en formato XML (sitemap.xml) hacen precisamente esa función. Todos los buscadores los reconocen y agradecen encontrarlos.
  • Canonización de las URL de las páginas del sitio. Cuando una misma página es accesible mediante más de una URL (algo que ocurre en la mayoría de los gestores de contenido), los buscadores pueden pensar que estamos tratando de colarles páginas extra como una técnica de spam. Si el código de la página contiene metainformación que anuncia cuál es la URL canónica por la que debe ser accedida, el buscador sabrá reconocer esta información, ofrecerá sólo la URL canónica en sus resultados y no nos penalizará en el posicionamiento.
  • Encriptación SSL/TLS del sitio web (HTTPS). Tras las revelaciones de Edward Snowden sobre la vigilancia global sobre el tráfico Internet llevada a cabo por la NSA estadounidense, se despertó en todo el mundo una mayor consciencia sobre la necesidad de encriptar la información. Sensibles a este caso, los buscadores empezaron a premiar a los sitios web que ofrecen una versión segura (protocolo HTTPS en lugar del tradicional HTTP).
  • Adaptación del sitio a dispositivos móviles. No es una sorpresa para nadie que un volumen creciente del tráfico Internet se produce a través de dispositivos móviles, como smartphones o tabletas. Como quiera que una web diseñada únicamente para un dispositivo de sobremesa resulta una frustración para un usuario móvil y eso afecta a cómo éste percibe los resultados que el buscador acaba de servirle, no es de extrañar que se premie a aquellos sitios web que son capaces de ser representados correctamente en todo tipo de dispositivos.
  • Relevancia y menciones en las redes sociales que puedan ser asociadas con páginas en el sitio web. La relevancia en las redes sociales ha desplazado en buena medida a los enlaces entrantes en la valoración que Google hace de nuestras páginas. Cualquiera puede advertir la existencia de botoneras que ofrecen compartición en redes sociales en cualquier sitio web (incluido éste mismo). No es casualidad, dado que Google monitoriza la presencia en redes sociales (lo que llama “señales sociales”, social signals) como un indicio de nuestra relevancia respecto a un tema (en realidad un significado semántico), a través de la sanción social.

 

Técnicas que (ya) no funcionan

En la otra cara de la moneda, ¿qué técnicas de posicionamiento en buscadores van ser penalizadas? Las que vayan a producir resultados de baja calidad en los buscadores:

  • Abuso de las palabras clave, tanto en los campos meta como en los propios contenidos. Las páginas sobretrabajadas en palabras claves son marcadas como spam por los buscadores. A diferencia de otros tiempos en los que las palabras clave eran la materia de la que se alimentaba el posicionamiento, en la actualidad las palabras clave han perdido cierta importancia, sobre todo a partir de la actualización Hummingbird de Google.
  • Abuso de los campos meta. Al igual que los anteriores, pero no solamente en relación a las palabras clave, sino a cualquier metainformación añadida a la página. Los buscadores prefieren otros medios para informarse de esta metainformación, tales como los datos estructurados, microformatos o las herramientas que los propios buscadores ponen a disposición de los administradores web.
  • Contenidos de baja calidad, antiguos, copiados o duplicados. Cualquiera de estas características son un indicio para un buscador de que la inclusión de esta página entre sus resultados puede ser decepcionante para un usuario, y por tanto serán relegados o completamente ignorados. No olvidemos que los buscadores han estado durante años luchando contra las páginas artificialmente creadas para mejorar el posicionamiento de otras páginas.
  • Enlaces entrantes no relevantes o comprados. Sospechosos inmediatamente de formar parte de estrategias de falsificación de enlaces para falsear el posicionamiento. Si el sitio desde el que se enlaza es ya sospechoso de haber formado parte de las llamadas granjas de enlaces, entonces la penalización está servida.
  • Dominios sin autoridad conteniendo palabras clave. En el pasado una de las estrategias que se ha estado utilizando para atraer tráfico y obtener un mejor posicionamiento en buscadores es registrar dominios conteniendo las palabras clave que se quiere posicionar, y apuntar esos dominios al contenido en cuestión (p. ej. “vacaciones-en-mallorca.com”). Esta práctica ha quedado fuera de uso, condenada por ser una duplicación de contenidos.
  • Contenidos ocultos. Como desde el inicio del SEO se ha empleado la técnica de disimular la saturación en páginas de palabras clave mediante el sencillo recurso a hacer partes de la página invisibles (precisamente donde se practicaba la saturación), los buscadores han aprendido hace tiempo que si la página tiene partes ocultas, esas partes pueden tener gato encerrado. Una pena, porque tanto desde el punto de vista de la usabilidad como de la rapidez de la carga de contenidos las zonas ocultas son un recurso útil para la experiencia de usuario.

 

¿Qué estrategia puede seguir una pyme?

Sabemos que las pequeñas y medianas empresas no tienen la capacidad de embarcarse en largos, costosos y sesudos estudios de experiencia de usuario, modelos de atribución o embudos de conversión, sino que tienen que centrarse en técnicas más próximas al marketing de guerrilla: bajo mantenimiento, costes reducidos y factibilidad general dentro de los recursos de la empresa.

Concentrémonos pues en acciones factibles:

  • Mejore el contenido de su web, tanto en calidad como en cantidad, y hágalo continuamente y de acuerdo a las buenas prácticas que recomiendan los buscadores.
  • Mantenga una presencia permanente en redes sociales, y elija bien esa presencia. Si no puede estar en todas, esté en una, pero cuídese de que esa presencia sea de calidad y atraiga tráfico de calidad a su sitio web.
  • Mida y analice los datos. Necesita analítica que le haga darse cuenta de qué canales tienen mejor resultado, trabajar sobre los datos todos los meses y tomar decisiones sobre las conclusiones que extraiga.

Si su empresa no tiene personal que pueda dedicarse a estas labores, entonces contrate a una agencia fiable que le ponga en marcha y trabaje de forma continuada para que sus servicios Internet sean productivos para su negocio. Nosotros podemos ayudarle, contacte con nosotros.

La importancia de lo local

Unas palabras finales, dado que en España el 99,9% de las empresas son pequeñas o medianas (Fuente: “Retratos de las pymes 2015”, Subdirección General de Apoyo a la PYME, Ministerio de Industria, Energía y Turismo) y tienen una alta probabilidad de trabajar en un ámbito local: Si su negocio tiene estas características, es muy importante que los buscadores puedan relacionar su sitio web con el entorno en que opera.

Tratándose de un negocio local las búsquedas que harán sus potenciales clientes incluirán casi con seguridad una referencia local (“mercado delicatessen madrid”) y estar o no estar relacionado con ese ámbito geográfico es toda la diferencia para aparecer o no en los resultados de alguien que está ya buscando una empresa o profesional que le resuelva un problema. Usted quiere estar entre esos resultados.

Los buscadores tienen mecanismos para permitir a los administradores web indicarles cuál es su localización geográfica, y asociar esa localización a un negocio. Forma parte importante de sus propios intereses poder situar a su negocio en el mapa, porque así sus resultados serán mejores y podrán vender más publicidad. No deje de aprovechar esa coincidencia de intereses.

Publicado en: Marketing digital Web

Etiquetas: