Tarsis.net — Agencia Web y Marketing Digital — Tel: (+34) 911 413 259 EU

Tarsis.net › Agencia Web y Marketing Digital

Entradas etiquetadas ‘blog’

¿Cómo pueden las PYMEs sacar partido del marketing de contenidos (content marketing)?

Tarsis.net

Marketing de contenidos para PYMEs

Si busca en el marketing digital obtener resultados rápidos y pobres, dirigidos a una audiencia indistinta, haciendo política de tierra quemada, el marketing de contenidos no es el camino que más le conviene. El marketing de contenidos es un marketing de calidad, basado en el conocimiento y la comunicación respetuosa, pensado para resolver problemas de los clientes y establecer relaciones de largo recorrido.

¿Qué es el marketing de contenidos?

Qué es: Es una técnica de marketing basada en el conocimiento, en la que se emplean contenidos de alto valor para el prospecto, con el fin de atraer a una audiencia, bien definida y en un punto avanzado del proceso de decisión, para convertirla en leads de negocio. Sus premisas son:

  1. Un potencial cliente tiene un problema que quiere solucionar
  2. Nosotros sabemos cómo resolverlo competentemente
  3. Demostrando nuestros conocimientos podemos convencerle de que somos la solución que busca

Qué utiliza: Sus elementos de trabajo son blogs, correo electrónico, redes sociales, vídeos, podcasts, documentos, guías, casos de éxito que se emplean para ofrecer valor a los destinatarios de esos contenidos y demostrar la valía de la marca como potencial socio de negocio. Los contenidos están siempre pensados en función del interés del receptor (no del emisor) y deben ser de alto valor y calidad excelente.

Por qué es diferente: Es distinta de las técnicas brutas de marketing, que utilizan la intrusión y pretenden convencer por saturación. Es una de las técnicas más sofisticadas y que mejor producen relaciones comerciales estables de larga duración, a la vez que mejoran la imagen de marca, dado que su naturaleza es la creación de reputación basada en el conocimiento. Sus resultados se obtienen a medio y largo plazo, y es más exigente para el que lo desarrolla.

Imagine una comparación entre una empresa que pone panfletos publicitarios en los limpiaparabrisas de los coches y otra que le regala un libro o un documento en el que se detalla cómo puede hacer uso de las tecnologías que emplea, casos prácticos de aplicación de sus servicios y los beneficios que se derivan de ello, y que además está dispuesta a responder a sus preguntas. ¿Qué opinión le merecería cada una de esas empresas? ¿Con cuál de ellas preferiría trabajar?

En el marketing de contenidos no se emplea el tradicional discurso de ventas (sales pitch), centrado en nuestra empresa, nuestras promociones, nuestros servicios, sino que el contenido gira alrededor del interés del receptor, y sólo lateralmente se relaciona con nuestra oferta. Se estima que la proporción óptima de contenidos a oferta debe estar en un 80:20, lo cual trae ecos del Principio de Pareto.

A quién va dirigido: El marketing de contenidos es especialmente efectivo en el terreno B2B (business to business), en el que los procesos de adquisición de bienes y servicios necesitan estar suficientemente informados; los procesos de decisión son largos y en ellos intervienen varias personas con distintos requisitos; y los decisores de compra son más exigentes con los resultados. La audiencia objetivo de este tipo de marketing es mayoritariamente profesional, formada y analiza cuidadosamente sus decisiones de compra; y se emplea también con éxito en el ámbito B2C (business to consumer) cuando se trata de nichos de mercado concretos o especializados, en los que también se puede caracterizar con precisión al público objetivo.

Por qué es importante: Si la oferta de su empresa es específica y se dirige a un público que usted puede definir con suficiente claridad, el tipo de marketing digital convencional y masivo (anuncios en buscadores o redes sociales) es una herramienta inadecuada, por varias razones: 1) a pesar de toda la información que buscadores y redes sociales disponen de los usuarios, gran parte del tráfico que producen esos anuncios es tráfico basura, bots o público poco o nada interesado en nuestra oferta; 2) a diferencia de lo que ocurre con los anuncios, que aparecen estorbando la actividad normal del usuario, el marketing de contenidos atrae al usuario interesado mediante resultados orgánicos de los buscadores o comparticiones orgánicas en redes sociales; 3) la calidad de los contenidos proporciona mejores valoraciones de los buscadores y por tanto mejor posicionamiento, y más tráfico orgánico, una inversión que se rentabiliza permanentemente, a diferencia de lo que ocurre con los anuncios.

Algunos ejemplos

  • Leroy Merlin: Hazlo tú mismo es una sección de su web dedicada a que las personas interesadas en realizar ellas mismas sus tareas de mantenimiento puedan formarse e informarse sobre cómo llevarlas a cabo de la mejor manera posible. Los productos relacionados con la tarea en cuestión aparecen vinculados al contenido, de forma que la distancia entre publicidad e información sea la más corta posible. Su estrategia de contenidos se apoya también en su propio canal de Youtube en el que pueden verse tutoriales sobre cómo hacer muchas de esas tareas. Leroy Merlin lleva años facilitando en sus tiendas físicas folletos para informar al público sobre cómo se pueden realizar tareas de mantenimiento y (antes de la pandemia) celebraba cursos gratuitos, impartidos por sus empleados, durante los fines de semana.
  • El Amasadero es una tienda online especializada en todo lo que tenga que ver con hacer pan. Sus productos son de primera calidad y puede encontrarse cualquier ingrediente o aditamento que pueda ser necesario para hacer pan en casa. Conscientes de que hacer pan es un oficio milenario, pero no siempre intuitivo, apoyan su tienda mediante un blog y una newsletter en los que se explican mil y una recetas para hacer toda clase de panes memorables.
  • Muchas empresas disponen ya de un boletín (newsletter), aunque no tantas se ajustan a las buenas prácticas como sería deseable, empezando por permitir al usuario potencialmente interesado ver ejemplos de números anteriores de la newsletter antes de suscribirse, algo que debería ser evidente tratándose de marketing de contenidos.

¿Qué tienen en común todos estos ejemplos? No se trata de empresas o individuos que sean profesionales de la creación de contenidos, sino que utilizan contenidos, inteligentemente producidos y distribuidos, para apoyar su actividad profesional, atraer a sus clientes, informarles sobre cómo pueden sacar partido a su oferta y apoyarles en el uso exitoso de sus productos. No es de extrañar que así se creen fuertes lazos entre un profesional y aquella marca que le facilita el trabajo proporcionándole la información que necesita.

¿Cuáles son los beneficios que tiene para una PYME?

  • Nos pone en contacto con personas que están realmente interesadas en un tema.
  • Nos diferencia de la competencia, aportando una voz autoritativa y contenido de valor en lugar de formar parte del ruido de fondo.
  • Sirve para que detectemos el interés y el punto en el proceso de decisión de compra.
  • Aumenta las ventas porque el contenido está pensado para resolver un problema del potencial cliente.
  • Es un elemento muy valioso para producir buen posicionamiento en buscadores (SEO), y el beneficio es permanente.
  • Mejora nuestra imagen de marca.
  • Favorece las relaciones de larga duración con los clientes.

¿Qué necesita una PYME para poder hacer marketing de contenidos?

  • Es necesario disponer de conocimientos y tener voluntad de compartirlos con una audiencia bien definida.
  • Se necesita establecer una estrategia y un plan de marketing de contenidos.
  • Siempre hay que crear contenidos de calidad que sean valiosos para el destinatario. No se trata de cantar nuestras virtudes, sino de resolver un problema de la audiencia a la que nos dirigimos.
  • Hay que dotarse de una infraestructura de distribución de contenidos: blog, boletín de correo electrónico (newsletter), cuentas en redes sociales, canal de vídeo, sistema de descarga de contenidos.
  • Es importantísimo crear y mimar una audiencia, que tiene que ser la que se corresponda con nuestros clientes objetivo.
  • Hay que medir los resultados, analizar, mejorar y seguir trabajando en ello.
  • Hay que tener tesón y paciencia. Los resultados no se obtienen inmediatamente, porque hay que hacer crecer la audiencia y alimentarla de forma continua, valorable y civilizada.

¿Cómo hacer marketing de contenidos?

  • En primer lugar determine si tiene conocimientos suficientes para crear contenidos con las características descritas y mantener una conversación con su audiencia, y también si tiene capacidad de crear y distribuir esos contenidos con la calidad que su audiencia puede esperar. Si no está usted en esta situación, o si espera tener resultados a corto plazo, el marketing de contenidos no es para usted.
  • Diseñe su estrategia y cree su plan de marketing de contenidos. Para ello es capital determinar bien su audiencia y establecer los responsables y procesos para la creación de esos contenidos.
  • Cree la infraestructura necesaria para soportar su marketing de contenidos. En su estrategia habrá determinado la audiencia y en su plan los canales por los que llegar a ella. Ahora necesita dotarse de capacidad de operación en esos canales: Blog, email, redes sociales, etc.
  • Establezca las herramientas e indicadores de rendimiento de sus acciones. ¿Cómo va a medir su audiencia, sus interacciones, su interés? Antes de empezar a publicar contenidos debe haber establecido estos parámetros para poder medir desde el minuto uno.
  • Comience a crear contenidos y a difundirlos a través de sus canales. No se conforme con cualquier calidad. Aspire siempre a que sus contenidos sean excelentes tanto en contenidos como en forma. Su imagen y su ventas van en ello.
  • Esté dispuesto a conversar y a responder las preguntas de su audiencia. Su blog, su newsletter, sus redes sociales, deben generar conversación, y alguien debe atenderla de forma correcta y productiva para seguir realimentando el bucle positivo que puede ganarle nuevos clientes.
  • Obtenga medidas de sus acciones, evalúe y rediseñe según sea necesario. Siempre será necesario medir los resultados, porque de esas medidas y de su análisis dependerán sus siguientes pasos.

Empezábamos este artículo advirtiendo de que el marketing de contenidos no es una herramienta adecuada si se pretenden resultados rápidos y efímeros o se buscan clientes de «usar y tirar». Por el contrario, se trata de una herramienta exigente, para marcas exigentes, para profesionales del marketing que prestan atención a la relación con el cliente y que estén dispuestos a trabajar en pro de resultados que llegarán a medio o largo plazo.

Si su filosofía de marketing es acorde con esos principios, el marketing de contenidos será para usted y para su marca uno de los pilares de sus acciones, y sus resultados estarán cimentando los éxitos futuros de su empresa.

PODEMOS AYUDARLE

Somos una agencia Internet especializada en PYMEs. Tenemos dos décadas de experiencia en el diseño, desarrollo y ejecución de campañas de marketing digital basado en contenidos (email marketing, blog corporativo, contenidos digitales). Contacte con nosotros y estudiaremos su caso, sin compromiso.

Publicado en: Empresa Marketing digital

Etiquetas:

Cómo estructurar un sitio web con WordPress

Tarsis.net

WordPress es un popular gestor de contenidos que permite disponer de un blog de forma casi inmediata. Sin embargo, sus características, su potencia y sus posibilidades de personalización nos permiten usarlo como base para casi cualquier tipo de sitio web. Siempre y cuando lo estructuremos de forma correcta y pensando en nuestros usuarios.

Foto de Andrew Neel en Unsplash

Una de las primeras tareas a las que se enfrenta el administrador de un sitio web en WordPress es pensar en cómo organizar el contenido.

La empresa que elige WordPress como gestor de contenidos (CMS o Content Management System) para su web corporativa lo hace por varias razones, siendo las más comunes de ellas las siguientes:

  • Es fácil de usar, no necesita conocimientos técnicos y, una vez instalado y bien configurado por un profesional, se puede usar durante mucho tiempo sin que surjan importantes problemas siempre y cuando se mantenga actualizada la aplicación y sus plugins.
  • El usuario, por lo tanto, no depende de una agencia para hacer cualquier cambio cotidiano en los contenidos: añadir contenido, editar el existente, etc.
  • Permite tener un sitio web funcionando en relativamente poco tiempo, salvo que la puesta en marcha implique el diseño desde cero de temas o plantillas.
  • Posibilita el que se combinen un sitio web de contenido imperecedero con la gestión de un blog empresarial.

Este último punto es el que nos interesa ahora, puesto que la estructura del contenido dependerá del uso que le demos al CMS: web, blog o ambas cosas.

Tengo un blog

Profesionales y pequeñas empresas que deseen tener una presencia web que les permita posicionarse como expertos en su materia pueden querer usar un WordPress en su función original de blog: artículos que se publican periódicamente como si de un diario se tratara.

Son lo que en el vocabulario de WordPress se denominan “entradas”, y a las que también se le llaman artículos o posts. Normalmente llevan un sello de tiempo (la fecha del día en que se publicaron) y, en la configuración más habitual del CMS, aparecerán automáticamente listados en la página principal a medida que se van publicando.

Pero aunque sea el blog la función principal del sitio web, es inevitable tener otro tipo de contenidos que no son en sí artículos relacionados con el tema principal de la web. Para cada profesional o empresa pueden ser distintas, pero casi siempre se repiten las mismas páginas básicas:

  • quiénes somos
  • información legal y/o términos de uso
  • formulario de contacto

El tipo de contenido de estas páginas en el vocabulario de WordPress no es “entrada”, sino (¡sorpresa!) “página”.

La forma de estructurar el contenido en un WordPress así usado es fácil: basta con elegir un formato de enlace permanente para las entradas (posts o artículos), que puede incluir o no la fecha, y establecer un menú o pie de página con las pocas páginas fijas que haya en la web.

Además podemos establecer una taxonomía de las entradas a base de categorías y etiquetas, pero eso no es objeto de este artículo.

Tengo una web

Si en lugar de tener un blog donde publicar periódicamente artículos lo que queremos es tener una web de empresa con páginas fijas distribuidas en secciones, también es posible con WordPress. Podemos usarla para mostrar la información sobre la empresa, qué ofrecemos y un catálogo de productos o servicios.

En este caso, todo el contenido de la web está hecho a base de “páginas” y no habrá por tanto publicaciones tipo “entrada”.

Como las páginas serán el grueso del contenido y no sería útil darles a todas la misma importancia, debemos dedicarle una especial atención a la estructura de la web.

WordPress permite ordenar las páginas siguiendo una estructura de árbol, de manera que una página puede depender de otra que es su superior.

Veamos un ejemplo. Supongamos que mi empresa fabrica material de papelería, así que mi catálogo podría tener este aspecto (en este artículo no vamos a cubrir venta online, únicamente a mostrar características de productos para el ejemplo que nos ocupa):

  • Material de escritura
    • Útiles de escritura
      • Bolígrafos
    • Cuadernos
      • DINA4
  • Material de oficina
    • Consumibles
      • Clips
    • Utensilios
      • Grapadoras

Puedo crear las dos páginas superiores (“Material de escritura” y “Material de oficina”) y luego hacer depender las páginas de segundo nivel de cada una de ellas. Las de segundo nivel serían a su vez la página superior de cada una de las de tercer nivel, y así sucesivamente para todos los niveles de catálogo que tuviéramos.

Las páginas que tuvieran otras por debajo podrían además ser dinámicas, de manera que automáticamente listaran las páginas que dependen de ellas. Eso se puede hacer mediante programación de una plantilla adecuada.

Llegado a este punto, podrían surgirme algunas preguntas:

  • Las dos categorías superiores, ¿deberían además depender de una página superior a ellas que fuera la cabecera del catálogo de productos o servicios? Seguramente sí, porque inevitablemente en la web tendremos otras páginas (información legal, formulario de contacto, quiénes somos…) que están fuera del catálogo. Así podría crear una página principal para la oferta de mi empresa aparte de otras páginas necesarias en la web.
  • ¿Son estas categorías las que van a usar los visitantes a mi web? En este caso parecería que sí: si un señor busca una grapadora, quiere llegar a una página donde le muestre grapadoras. Pero para muchos administradores es fácil perderse en la propia nomenclatura interna de la empresa y no ponerse en el lugar de un visitante cualquiera. En ocasiones encontramos webs con los productos categorizados por su nombre comercial en lugar de por su nombre genérico, y así no hay forma de encontrar lo que se va buscando. El que quiere comprar un taladro busca poder elegir entre “taladro eléctrico”, “taladro hidráulico” o “taladro neumático”, pero no entre “Serie AxtraMax”, “Serie AxtraPlus” y “Serie AxtraPro”. ¿Qué sabe él qué es cada cosa, y por qué tendría que saberlo?
  • ¿Cómo organizar visualmente esta información? Al haber creado una página principal de producto, puedo elaborar con esta información un menú que constituya la navegación principal del sitio web. Las otras páginas de contacto, legal, etc. podrían estar enlazadas desde una zona secundaria, como el pie de página.

Como vemos, la forma en que queremos organizar la información en la web es algo prioritario en la creación de la misma. Ahora estamos hablando de WordPress, pero esta fase es necesaria para cualquier sitio web que queramos crear. Nuestros clientes agradecen que le dediquemos tiempo a este punto y nos sentemos, aunque sea virtualmente, con ellos para estructurar correctamente sus contenidos. Merece la pena dedicarle atención, dedicación e imaginación.

Si no lo hacemos, y si ignoramos la mentalidad de los usuarios de la web, tendremos una penalización directa en forma de abandono. El visitante no tiene tiempo que perder, y si le hacemos perder el tiempo, abandonará y se irá a la web de la competencia. En la era del “a un clic” no se puede estar tratando de adivinar cuál es la organización de un sitio web; ésta debe ser evidente y accesible.

El nombre que le demos a nuestras páginas (tanto el título como la dirección web) además nos ayudará, si lo elegimos bien, a posicionarnos en los buscadores por nuestros productos o servicios. Ésa es otra razón de peso para categorizar las páginas de forma genérica y no por nombres comerciales.

Lo tengo todo

Si hemos dedicado el esfuerzo que se merece a la estructura del sitio web de la que hablábamos anteriormente, añadirle, ahora o en el futuro, un blog a nuestro WordPress es fácil.

Como todo el contenido del sitio web está jerarquizado, basta con configurar una dirección dentro de nuestro dominio o en un subdominio para poder acceder desde ella a los artículos (“entradas”) publicados en el blog.

En definitiva…

Crear la estructura de un sitio web es ponerse en los zapatos del visitante anónimo, y pensar en sus términos y no en los de nuestra empresa.

La forma en que estructuremos el contenido de nuestro sitio web nos ayudará a sacarle todo el partido posible a nuestro WordPress, a posicionar mejor en los buscadores, a mantener la web actualizada con más facilidad y, lo que es más importante, a que nuestros visitantes encuentren lo que buscan… y nos lo compren a nosotros y no a la competencia.

Si su empresa necesita crear un sitio web, disponemos de un servicio de administración de WordPress que puede serle de utilidad y ahorrarle problemas.

PODEMOS AYUDARLE

Somos una agencia Internet especializada en PYMEs. Si su empresa puede beneficiarse con la creación de una presencia web profesional, una intranet/extranet corporativa, herramientas de colaboración empresarial, marketing de contenidos (inbound marketing) o integración de tecnologías de terceros, contacte con nosotros y estudiaremos su caso, sin compromiso.

Publicado en: Empresa Web

Etiquetas:

Bitácoras (Blogs)

Tarsis.net

Probablemente haya usted oído hablar de las bitácoras, o más probablemente de los blogs o weblogs. Básicamente una bitácora es un servicio web en el que el autor o los autores escriben con frecuencia diaria o semanal sus opiniones, noticias y/o análisis sobre el tema principal de la bitácora, al modo de un diario o cuaderno de bitácora.

Este fenómeno, que inicialmente partió de usuarios de Internet y que rápidamente saltó al campo periodístico, tiene actualmente una vertiente claramente empresarial, desde que muchas empresas han comenzado a crear una o más bitácoras en las cuales sus expertos ofrecen informaciones valiosas, novedades y la posición de la compañía.

Publicado en: Marketing digital Web

Etiquetas:

Internet para Empresas